Reseña Histórica

83 Años de Historia

Inicia su andadura el Hospital Antonio Lorena en el año 1934, fecha en la que se proyectó su construcción para sustituir al ya muy antiguo Hospital de La Almudena, que había sido inaugurado el 1 de septiembre de 1698 a cargo de los betlehemitas.

El doctor Roberto F. Garmendia, en su libro El progreso de Cusco 1900-1977 escribe:

“Con tal fin la Beneficencia del Cusco adquirió un terreno que se extiende de la Plaza de Belén y llega hasta el camino a Huancaro, Ahí , sobre la Plaza se construyó el Pabellón de Administración que quedo en paredes y techo por mucho tiempo, a falta de dinero…” 

“En enero de 1933 el Presidente de la Beneficencia invito a las autoridades y Jefes de Instituciones a un Cabildo Abierto, en el antiguo Hospital de La Almudena, al que concurrieron el Prefecto y Comandante General de la IV División Ligera Coronel don Jorge Vargas, el Obispo de la Diócesis doctor Pedro Pascual Farfán, el Presidente del Rotary Club señor don Abel Montes Sobrino, el Alcalde de la Ciudad Coronel don Cesar R. Mendiburo, los directores de los diarios El Comercio y El Sol, Jefes de otras instituciones y vecinos notables de la Ciudad. Se formalizo la adjudicación por escritura pública de 30 de mayo de 1933.”

 “En el frontis del Hospital se graficó con caracteres en alto relieve: amar a Dios y al prójimo como a ti mismo.”

Este texto resume con contundencia el carácter y espíritu humanitario de la atención hospitalaria, que se ha mantenido y se mantendrá por siempre entre los trabajadores lorenistas.

Posteriormente, por acuerdo de la Beneficencia, se le puso al Hospital el nombre de Antonio Lorena, en homenaje a la memoria del respetable hombre de ciencia y médico, que presto servicio por más de medio siglo en el Hospital de La Almudena y puso sus conocimientos al servicio de los indigentes en su propio domicilio y de forma gratuita.